Bibliocor en Twitter

Categorías

Entradas anteriores

Etiquetas

Álvaro Mutis ha hecho su último mutis

alvaro-mutis

Álvaro Mutis falleció ayer en México a la edad de 90 años.

Nacido en Bogotá el año 1923, pero vivió sus primeros años en Europa ya que su padre era diplomático. Hombre polifácetico: poeta, novelista,  publicista, relaciones públicas,  miembro destacado del “realismo mágico”, obtuvo a lo largo de su vida una serie de premios literarios tales como : el Premio Nacional de Letras de Colombia (1974), el Premio Nonino  en Italia (1990), el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1997),  el Premio Cervantes (2001) y el Premio Internacional Neustadt de Literatura (2002), entre otros muchos.

Se nos fue, pero nos queda para siempre lo que dejó.

La Red de Bibliotecas municipales de Córdoba posee algunas obras de este autor, e invita y anima a los usuarios a leerlas.

Son:

  • Abdul Bashur, soñador de navíos / Álvaro Mutis.– Madrid : Siruela, 1991.
  • Empresas y tribulaciones de Maqroll el gaviero / Alvaro Mutis.– 3ª ed. rev.– Madrid : Siruela, 1996.
  • Ilona llega con la lluvia / Álvaro Mutis.– Madrid : Alfaguara, D.L. 1997.
  • Diario de Lecumberri / Álvaro Mutis.– 1ª ed., 1ª reimp.– México : Alfaguara, 1999.
  • La última escala del Tramp Steamer / Álvaro Mutis.– [Madrid] : Espasa-Calpe, D.L. 1999.
  • Un bel morir / Álvaro Mutis.– Madrid : Suma de Letras, D.L: 2003
  • El manifiesto contra la muerte del espíritu y la tierra / edición a cargo de Javier Ruiz Portella ; [autores] Álvaro Mutis… (et al.).– Barcelona : Áltera, 2006.

MDLM

También incluímos aquí un breve fragmento de uno de sus cuentos, en concreto del titulado: El último rostro

“(…) ¡Qué poco han valido todos los años de batallar, ordenar, sufrir, gobernar, construir, para terminar acosados por los mismos imbéciles de siempre, los astutos políticos con alma de peluquero y trucos de notario que saben matar y seguir sonriendo y adulando. Nadie ha entendido aquí nada. La muerte se llevó a los mejores, todo queda en manos de los más listos, los más sinuosos que ahora derrochan la herencia ganada con tanto dolor y tanta muerte. (…)”

Dejar un comentario

*