Bibliocor en Twitter

Categorías

Entradas anteriores

Etiquetas

La Mezquita ha dado renombre universal a Córdoba

Mosque_Cordoba

Una polémica ronda la ciudad: Mezquita o Catedral.

Muchas cosas se están diciendo durante estos días. A nosotros sólo nos gustaría recordar que no es posible entender a estas alturas a Córdoba sin la Mezquita.

La Mezquita no es sólo de un inmenso valor histórico-artístico (así reconocido por la UNESCO que la declaró en 1984 Patrimonio de la Humanidad), es que la Mezquita es el principal activo de esta ciudad. La Mezquita pone a Córdoba en el mundo. Es la Mezquita la que atrae a los cientos de miles de visitantes que pasan por aquí cada año.

El ICOMOS propuso el nombramiento de la Mezquita de Córdoba como Patrimonio Mundial de la Humanidad argumentando como criterios:

  •  su carácter único
  •  su influencia en el arte musulmán
  •  su relevancia como testimonio del Califato de Córdoba
  •  y ejemplo de la arquitectura del Islam.

Si nos remontamos un poco en la historia, la Mezquita fue declarada Bien de Interés Cultural en 1882 y el Catálogo de los monumentos declarados histórico–artísticos 1844–1953 (del Ministerio de Cultura) cita el edificio como “la principal mezquita del occidente musulmán”.

Mezquita-Catedral es una denominación oficial “de consenso” que lleva funcionando muchos años sin ningún problema. Incluso uno de sus principales estudiosos, Nieto Cumplido, Canónigo Archivero, tituló así su libro: “La Mzquita-Catedral de Córdoba y el ICOMOS

Desde hace más de 700 años hay una catedral dentro de la mezquita. La Catedral ha cumplido y cumple su función religiosa sin ningún problema hasta ahora. Esta función religiosa se puede y se debe desarrollar sin menoscabo de reconocer el “continente” islámico que la rodea.

Buscando cosillas hemos encontrado un breve documento titulado “La Mezquita ha dado renombre universal a Córdoba” del año 1965. Este texto fue un breve artículo de 2 páginas publicado en la revista Córdoba en Mayo de aquel año. Su autor el periodista Marcelino Durán de Velilla, más conocido por un libro que publicó allá por el año 1937, en plena guerra civil, titulado:  “18 de julio : episodios del glorioso Movimiento Nacional en Córdoba“.

Os dejamos parte de ese artículo y el enlace pare leerlo completo si es de vuestro interés.

“Córdoba es conocida, desde remotos tiempos,  por la ciudad de la Mezquita, denominación que está suficientemente justificada, ya que el portentoso monumento, expresa, con manifiesta hondura espiritual, el arte y la historia de nuestro pueblo. Estar en Córdoba y no visitar el templo islámico, equivale a tanto como haber pasado por ella con los ojos cerrados. Claro que estos casos se producen muy aisladamente, puesto que el principal objetivo de todo viajero que pisa esta tierra, es el de admirar las bellezas que contiene el sin par edificio.

La Mezquita, por sí sola, atrae al más crecido número de turistas, sin que ello pueda considerarse como un obstáculo para que el recién llegado, si prolonga su estancia en la capital, recorra en su constante peregrinación por la urbe, los demás vestigios del pasado (…)

Por su parte, la ciudad, se muestra orgullosa de poseer esta joya arquitectónica, única en el mundo y en la que se muestra, con deslumbrante esplendor, el arte maravilloso del Califato (…)”.

Marcelino Durán de Velilla

 

 

Dejar un comentario

*