Bibliocor en Twitter

Categorías

Entradas anteriores

Etiquetas

Encuentro en la Feria del Libro con César Rendueles para hablar de “Capitalismo canalla”

capitalismo-canalla

Los miembros de los clubes de lectura de ensayo “Pensamiento crítico” y “Cavilar” de la Red Municipal de Bibliotecas mantendrán un encuentro con César Rendueles en la Feria del Libro el próximo viernes 22 de abril a las 19:00 h.

Tras la presentación del acto por parte de Lola Zarza Alabanda y Diego Marín Galisteo, miembros de cada uno de los clubes de ensayo, y tras la disertación del propio autor, vendrán las preguntas que bien seguro harán los otros miembros de los clubes.

Intentarán desentrañar con el propio autor cuál es el rostro de ese personaje tan canalla y tan metido de lleno, aunque invisible, en la mayor parte de las grandes obras de la literatura, que no es es otro que el capitalismo.

Este ensayo propone una historia personal del capitalismo desde el siglo XIX hasta hoy. Un recorrido a través de obras literarias esenciales, de sus personajes, tramas y escenarios, para entender la evolución de un capitalismo salvaje.

Capitalismo canalla es un ensayo heterodoxo que entremezcla novelas canónicas como Robinson Crusoe o Fausto, autores clásicos como Blake o Dickens, con textos de culto como la novela distópica Mercaderes del espacio o la ucronía Tiempos de arroz y sal. César Rendueles incluye, además, sus propios recuerdos y experiencias, de manera que los diversos capítulos ofrecen una lectura novedosa y una visión original de la evolución del capitalismo como un personaje canalla aparentemente invencible, por uno de los pensadores más relevantes del nuevo siglo.

 

Reproducimos aquí un fragmento del capítulo 1:

(…) Muchos políticos y científicos sociales intentan convencernos de que la sociedad de mercado es la consumación de un impulso humano universal: los niños intercambian canicas, los trobriandeses, conchas, y hoy se negocian derivados financieros y derechos globales de emisión de gases de efecto invernadero. Es difícil exagerar hasta qué punto esta supuesta continuidad es engañosa. Casi todas las sociedades han conocido el comercio, sí, pero sólo como una realidad marginal con un peso muy limitado en su vida en común. El mercado era un lugar concreto —la plaza del mercado— al que se acudía unos días concretos —los de mercado— a intercambiar unos pocos bienes.

En realidad, vivimos en una civilización única en la historia. Por primera vez una inmensa cantidad de personas basamos nuestro sustento material y nuestra organización social en la práctica generalizada de tratar de obtener ventaja de los demás. No en los estadios, sino en los mercados de trabajo, inmobiliarios, de alimentos, de transporte, culturales, energéticos… Cada mañana, al salir de casa, nos enfrentamos a personas a las que tratamos de vencer en una sucesión sin fin de desafíos comerciales: venda caro, compre barato. La historia de la modernidad es, en primer lugar, la crónica de la subordinación de toda nuestra vida social a las relaciones comerciales. No fue un proceso automático o inesperado, sino el resultado de luchas políticas desesperadas y aún en curso.

El acto está abierto a la asistencia de todo el mundo.

Dejar un comentario

*