Bibliocor en Twitter

Categorías

Entradas anteriores

Etiquetas

Club de lectura Rosalía de Castro, de la Casa de Galicia en Córdoba

orballo

Uno de los programas culturales que desarrollamos y que más satisfacción nos da es el de los Clubes de Lectura. A través de nuestros más de 40 clubes, en torno a unas 600 personas entre niños, jóvenes y adultos (la mayoría) disfrutan y se enriquecen con la lectura y con el comentario compartido.

Pero es que además de éstos “nuestros clubes”, nos enorgullece servir a otra importante cantidad de “clubes externos” constituidos en el seno de asociaciones y de colectivos que funcionan en gran medida gracias a nuestros lotes de libros de los que se nutren para su lectura.

Este es el caso del “Club de Lectura Rosalía de Castro” formado dentro de la asociación “Casa de Galicia en Córdoba”. En el nº3 de su revista de actividades “Orballo” han publicado un artículo sobre el funcionamiento de su club del que reproducimos un breve extracto:

La Casa de Galicia en Córdoba, conocedora de la actividad que el Ayuntamiento de Córdoba lleva a cabo desde la Biblioteca Central con los Clubes de Lectura, en su afán de buscar actividades culturales para sus socios, se puso en contacto con la dirección de la Biblioteca Central a fin de poder participar, como un club más, en su Red de Clubes de Lectura. La acogida fue estupenda y desde el primer momento se contó con todas las facilidades para iniciar un nuevo Club que funcionase para los socios de la Casa de Galicia en las mismas condiciones que los Clubes de las Bibliotecas Cordobesas y ¡ como no! pasamos a llamarnos “ Club de Lectura Rosalía de Castro de la Casa de Galicia en Córdoba”.

(…) Elegido el libro y terminada su lectura realizamos “el encuentro lector”, normalmente en torno a un mes o mes y medio, dependiendo del tamaño o de la complejidad del libro; tras su lectura, individual y en los momentos personales elegidos, en la fecha señalada el grupo de lectores se reúne, aproximadamente en una sesión de hora y media, para comentar el libro leído. Es el momento más importante de la actividad. La comunicación de lo leído, de lo sentido, de lo vivido… ; lo percibido por unos, los aspectos sobresalientes para otros; la calidad literaria encontrada, la sensibilidad del autor…. todo nos complementa y enriquece, todo nos permite escuchar, enjuiciar,visionar… las diferentes lecturas que un mismo texto produce en cada lector.

Si la actividad de leer no puede quedarse en la simple comprensión del texto sino que una buena lectura tiene que ser capaz de crear nuevos textos, los clubes de lectura lo consiguen totalmente. Páginas diferentes que emocionan, enfadan, alegran… se descubren al ser compartidas y vuelven a ser revividas….y se potencia el placer de la lectura. Leemos porque nos gusta, porque disfrutamos, porque entramos a conocer el mundo del escritor, sí, pero también el mundo del lector que a nuestro lado nos da una nueva visión de cosas que, a veces, nos han pasado inadvertidas.

(…) Como finalización del curso quisimos hacer una valoración numérica de los libros que más nos habían impactado, no nos sorprendieron los resultados, hay libros que no se olvidan, libros que recordaremos siempre, su éxito puede estar en una historia bien contada, o en la riqueza del lenguaje empleado, o en sus personajes,o por los valores que transmiten…o por… porque son libros que nos dan placer, que nos divierten, que nos sobrecogen…por eso queremos daros algunos de esos títulos que han merecido nuestro sobresaliente, por si os entra el gusanillo y os animáis a leerlos: Los girasoles ciegos; El olvido que seremos; Luna de lobos ; El dios de las cosas pequeñas; Cinco mujeres locas y el ya descrito, El palacio azul de los ingenieros belgas.

Desde aquí les deseamos larga vida a su club de lectura y a su muy cuidada revista “Orballo” (por cierto descargable desde este enlace).

Dejar un comentario

*